GUÍA METODOLÓGICA PARA EL DESARROLLO DE LAS HABILIDADES SOCIALES

Comunicación interpersonal y resolución de conflictos

1. Comunicación interpersonal

A. Definición:

La comunicación interpersonal implica un conjunto de habilidades que permiten a una persona comunicarse de forma efectiva con los demás, expresando qué siente y quiere y escuchando a los otros, aceptando las diferencias de opiniones y respetando otros puntos de vista y derechos. Es una herramienta esencial para la integración profesional y social y es definida como un conjunto de expresiones verbales y no verbales que agrupan el lenguaje, los gestos y las actitudes.

Los jóvenes a los que recibimos generalmente tienen una falta de comunicación que se deriva de diferentes aspectos: problemas de autoestima y de confianza en los adultos, dificultad para respetar a los demás cuando no se les respeta a ellos, problemas con el idioma, especialmente en el caso de las personas no nativas; falta de comprensión sobre la importancia de la comunicación; falta de compromiso; diferencias culturales; problemas de comunicación de género; refugio en lenguajes codificados; incapacidad de escucha activa y escucha selectiva; diferentes definiciones de límites; estrés.

B. Metodología de trabajo:

Las diferentes metodologías de trabajo que se utilizan para mejorar la comunicación interpersonal de nuestros/as estudiantes son:

  • Cuestionario de auto-evaluación sobre su comunicación y comportamiento.
  • Dinámicas de grupo.
  • Teatro improvisado.
  • Grupos de expresión.
  • Medios informáticos y audiovisuales (ordenadores, pizarras digitales).
  • Ejercicios de concienciación sobre las causas de fracaso y los factores de éxito en la comunicación.
  • Contrato de desarrollo de un proyecto individual.
  • Proyectos europeos.
  • Conversaciones y asesoramiento.

La comunicación interpersonal es un aspecto clave de nuestra metodología basada en:

  1. Formación práctica en la que enseñamos a los estudiantes las habilidades profesionales que necesitan
  2. Práctica en empresas (tan pronto como sea  posible).

2. Resolución de conflictos

A. Definición

  • La capacidad de resolver un conflicto consiste en una serie de habilidades que permiten a la persona resolver conflictos de una forma pacífica, negociando con el otro, con el objetivo de encontrar soluciones que sean beneficiosas para ambas partes.
  • El conflicto forma parte de nuestro trabajo educativo y es algo específico de la adolescencia. El conflicto es un escape frente a los problemas; evita enfrentarse a nuestras dificultades y es, con frecuencia, la expresión de la falta de confianza en uno mismo.
  • Una parte fundamental del trabajo con nuestros estudiantes consiste en reducir y eliminar la actitud violenta-agresiva con la que normalmente se enfrentan al conflicto (conflictos entre estudiantes, conflictos con los educadores/formadores)
  • Principales problemas: falta de tiempo, escenario impropio, diferentes expectativas, diferencias culturales, problemas con el idioma, especialmente para los no nativos, falta de tolerancia, desconfianza, presión económica.

B. Metodología de trabajo:

Los profesores trabajan sobre la resolución de conflictos mediante:

  • Trabajo en pequeños grupos y dinámicas de grupo.
  • Cuestionarios de auto-evaluación.
  • Trabajo continuo con los estudiantes para que aprendan y acepten las normas democráticas de la sociedad.
  • Enseñanza del idioma nacional para mejorar las habilidades en la comunicación.
  • Respeto de los jóvenes, en su dignidad y su historia.
  • Trabajo coordinado con los otros profesionales del equipo y contando con un apoyo específico (psicólogos, orientadores, dirección, etc).
  • Actividades de distensión (deportivas o libres).
  • Regulación del grupo, sin “intervención” del adulto.
  • Actividad de mediación.

C. Dificultades y resultados.

  • A veces resulta difícil utilizar las dinámicas de grupo y al mismo tiempo mantener el control.
  • Es difícil fomentar la toma de conciencia sobre el comportamiento agresivo-violento y sus consecuencias en las relaciones sociales y sobre la autoestima.
  • Los estudiantes se conciencian de la existencia de otros estilos de comunicación y resolución de conflictos respecto a aquellos que normalmente utilizan.
  • La resolución de un conflicto constituye un experimento educativo que enriquece nuestra experiencia de enseñanza práctica, a veces con nuevos métodos y aproximaciones a los problemas.
  • Hay que prestar atención a que en el trabajo con los alumnos no existan más conflictos que momentos tranquilos.
  • Como profesores es importante no sentirse atacados personalmente en los conflictos que se puedan dar y es necesario tener valentía, devoción, sentido del humor e implicación.

Descargar texto (PDF)

ACTIVIDADES PARA DESCARGAR (FORMATO PDF):