actualidad
Domingo, 18 Diciembre 2016

Columbares se une a la celebración del Día Internacional del Migrante con un manifiesto

De manos de nuestra directora, Rosa Cano, publicamos este manifiesto que posibilite a las personas migrantes y sus familias el respeto que se merecen

Desde La Asociación Columbares queremos sumarnos a la celebración del día Internacional del Inmigrante, el 18 de diciembre, recordando que la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Inmigrantes y de sus Familiares fue adoptada por Asamblea General de Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1990. Es un tratado de la ONU que pretende el respeto de los derechos humanos de los migrantes y de sus familias. El tratado entró en vigor en el año 2003 siendo ratificado en el año 2011 por 45 países.

A lo largo de la historia de la humanidad, los movimientos migratorios han sido una expresión individual de superación de la adversidad y de búsqueda de una vida mejor. En la actualidad la globalización, junto con los avances en las comunicaciones y el transporte, han incrementado en gran medida el número de personas que tienen el deseo y la capacidad de mudarse a otros lugares. Esta nueva era ha creado retos y oportunidades para sociedades en todo el mundo. También ha servido para subrayar el vínculo que hay entre migración y desarrollo, así como las oportunidades que ofrece para el co-desarrollo, es decir, para la mejora de las condiciones económicas y sociales tanto en el lugar de origen como de destino.

Esta sería la cara positiva de las migraciones, pero por desgracia, en este momento de lo que podemos hablar es de la cara más negativa, la que supone la salida de miles de personas de sus países de origen huyendo de conflictos bélicos, del hambre y de la violación de los derechos humanos,  en busca de mejores condiciones de vida para sus familias y de un futuro en paz.

Es nuestra obligación denunciar la enorme gravedad de esta situación y también la urgencia de tomar medidas que garanticen los derechos de las personas y den respuesta a la complejidad de los retos a los que nos enfrentamos. Ahora, más que nunca, deben primar los valores fundacionales de la Unión Europea y la defensa a ultranza de los derechos humanos.

Por lo tanto, pedimos.

• Que se garanticen vías seguras para que las personas que huyen de graves conflictos puedan hacerlo en las mejores condiciones. 

• Europa debe cumplir los acuerdos asumidos en materia de acogida. 

• España debe agilizar los trámites de acogida de las personas que se ha comprometido a acoger y respetar los derechos humanos en sus fronteras.

• Deben combatirse activamente los discursos xenófobos, porque pueden ser muy graves las consecuencias de no hacerlo.  

• Se deben implementar políticas de integración de los inmigrantes en los países de acogida.

 

 Rosa Cano Molina

 Directora de la Asociación Columbares

 

COLABORA